Posiciones para el parto

La posición que tradicionalmente tenemos en mente cuando pensamos en una mujer pariendo, es la típica posición “ginecológica”: la mujer tumbada, con las piernas separadas, levantadas y apoyadas sobre dos perneras. Pero esta postura no es la que más favorece el parto. En este post os explico qué posiciones os pueden ayudar en cada momento del parto.