Estoy embarazada, ¿qué vitaminas tengo que tomar?

Esta es una de las preguntas que suelen asaltarte cuando te enteras de que estás embarazada.

¿Qué necesita el bebé para desarrollarse?

En general nuestra alimentación suele cubrir prácticamente todas las necesidades de vitaminas, minerales y otras sustancias que el bebé necesita para desarrollarse. Es difícil comer tan mal como para que al bebé le falte algo.

Pero solemos «fallar» con dos cosas en concreto: con el ácido fólico y con el yodo.

El ácido fólico

El ácido fólico (o vitamina B9) se encuentra principalmente en alimentos de origen vegetal (frutas, verduras de hoja verde, legumbres, frutos secos) y en alguno de origen animal (leche, huevos). Se encuentra en pequeñas cantidades y es complicado llegar a cubrir la demanda del bebé sólo con la alimentación.

La recomendación es consumir 400 microgramos de ácido fólico al día para cubrir estas necesidades, por lo menos durante los 3 primeros meses de embarazo.

La principal función del ácido fólico es contribuir a la correcta formación del tubo neural del embrión, que forma parte de su futuro sistema nervioso central. Cuando no hay ácido fólico suficiente, se pueden producir defectos en el cierre de este tubo, causando malformaciones como por ejemplo la espina bífida.

También hay algún estudio que relaciona la falta de ácido fólico con problemas en el desarrollo cerebral del niño, pero no están tan demostrados como los defectos del tubo neural.

El yodo

El yodo está especialmente relacionado con el desarrollo de la glándula tiroides del feto, pero lejos de quedarse ahí, la falta de yodo durante el embarazo puede ir mucho más allá. Según la OMS, el déficit de yodo es la primera causa evitable, después de la inanición extrema, de retraso mental y parálisis cerebral en el mundo.

Se recomienda consumir 200 microgramos de yoduro potásico al día para cubrir las demandas del bebé durante todo el embarazo, e incluso durante la lactancia materna exclusiva.

El yodo se encuentra principalmente en los lácteos (leche, queso y yogures) gracias a que los piensos con los que se alimenta a las vacas están enriquecidos con yodo. Por lo tanto, las bebidas vegetales o los lácteos ecológicos que provienen de animales que no han sido alimentados con ese pienso, no tienen yodo.

También podemos encontrar yodo en la sal yodada y en el pescado.

Podemos llegar a cubrir las demandas de yodo durante el embarazo si consumimos 3 raciones de lácteos al día, usamos sal yodada para cocinar y tomamos pescados unas 2 veces por semana.

Si no llegamos a esos requerimientos (que por mi experiencia en la consulta, poca gente los cumple al 100%), es mejor suplementarse.

Lo mejor es empezar antes del embarazo

Tampoco pasa nada grave si no los has tomado antes, pero sabemos que es mejor empezar a tomar los suplementos que recomendamos 3 meses antes de quedarte embarazada.

Lo aconsejamos por varias razones. Una de ellas, es que cuando te enteras de que estás embarazada, han pasado como mínimo 3 semanas desde que el embrión empezó a desarrollarse, y en ese momento ya ha sucedido cosas importantes que necesitan niveles adecuados de ácido fólico.

La otra razón, es que aunque en realidad esos elementos los podemos conseguir a través de la dieta, no solemos consumirlos lo suficiente y solemos tener los niveles bastante bajos. Tomando el ácido fólico antes del embarazo recargamos esos depósitos y conseguimos que en las primeras semanas de desarrollo el embrión tenga suficientes reservas para desarrollarse adecuadamente.

¿No necesito nada más?

En realidad no. Siempre hay que estudiar y valorar cada caso, pero salvo necesidades especiales, lo único que vas a necesitar son estas dos cosas: el ácido fólico y el yodo.

Oirás hablar de otras cosas: del calcio, del magnesio, la vitamina D… Nada de esto ha demostrado ser útil en todos los casos como suplemento durante el embarazo con los estudios que se han hecho hasta el momento.

Si eres vegana o vegetariana estricta, recuerda que necesitas suplementar la vitamina B12.

El hierro sólo hay que suplementarlo cuando las analíticas de sangre que se hacen en el embarazo nos indican que tienes niveles bajos de hemoglobina. En caso contrario, no hace falta tomarlo.

Si preferís ver el vídeo, aquí tenéis el enlace

Vale, entonces… ¿Qué suplementos tomo?

He aquí el quid de la cuestión. Tenemos principalmente dos opciones:

Si cumples los requerimientos de yodo (lácteos, sal yodada, pescado): 400 microgramos de ácido fólico los 3 primeros meses. Y punto.

Si no llegas a los requerimientos de yodo: 400 microgramos de ácido fólico los 3 primeros meses + 200 microgramos de yodo todo el embarazo.

Suplementos multivitamínicos

Encontrarás multitud de productos en la farmacia que te recomendarán tomar durante el embarazo. Además del ácido fólico y del yodo, llevan otras cosas: vitaminas del grupo B, vitamina C, vitamina D, hierro, calcio, fósforo, etcétera.

Mi consejo es que los tomes sólo si te lo indica un profesional. Por lo general no suele ser necesario, pero hay casos en los que puede ser interesante considerar utilizarlos. Sobre todo cuando valoramos que no sigues una alimentación variada que cubra las necesidades de todos estos elementos (aunque insisto que es difícil comer tan mal).

También hay una gran diferencia de precio si los comparamos con los que llevan sólo ácido fólico y yodo, pero ahora también se pueden conseguir a través de internet y salen algo más económicos.

Os dejo por aquí los enlaces por si lo necesitáis, aunque insisto que sólo deberíais tomarlos cuando os lo indique un profesional:

Los suplementos vitamínicos en el embarazo

También te puede interesar

Un comentario sobre «Los suplementos vitamínicos en el embarazo»

  1. Me ha gustado tu post!! Yo estoy en la semana 26 y tomo pastilla para tiroides… Donna Plus y Adiro 100, por un dolor de pierna que tuve…que tengo y que se descartó trombo pero como no pueden hacer resonancia me dijo ginecóloga que lo tomara como preventivo…y espero no de problemas de cara al parto. En el anterior embarazo no me pasó, y en este sí…vascular me comentó como alguna malformacion congénita por los síntomas..pero estuve Bastante preocupada con el tema, la verdad. Después de dar a luz, volveré a consultar a ver… espero tú siguiente post!!!!un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *